¿Por qué no me ayudas para que muchas personas lleguen al Cielo a través de los sacramentos?

0
1081

El 15 de junio, Ricardo Arriola Alcántara L.C., será ordenado diácono en Tijuana, Baja California.

El H. Ricardo Arriola, L.C., nos cuenta la historia de su vocación.

Mi historia vocacional comienza, prácticamente desde que nací. Cuando uno ve atrás, los recuerdos son muchos y veo la mano de Dios a lo largo de toda mi vida.

Nací en una familia católica y muy unida. Gracias a Dios, desde los comienzos recibí una buena formación donde Dios era parte importante de toda nuestra vida. Los momentos felices nos lo regalaba Dios y los momentos de dificultad los permitía Dios para que confiáramos más en Él. Este era el ambiente en mi familia.

Uno de los momentos más importantes fue la preparación para la primera comunión. Me gustaba mucho ir al catecismo y aprender más acerca de Jesús, mi amigo. Cuando tenía como 6 años ya me había aprendido todo lo que uno tendría que saber para hacer la primera comunión, pero me hacía falta madurar más mi amistad con Jesús y ser más consciente de qué implicaba recibirlo en mi corazón. Me impacientaba al saber que todavía no estaba preparado y no sabía bien por qué. Por fin llegó el día de mi primera comunión, el 21 de agosto de 1993. Ese día realmente pude experimentar que Jesús quería estar conmigo para siempre y yo tenía que buscar nunca perder su amistad. Fue en ese momento cuando sentí por primera vez, de forma consciente de que tal vez Dios me llamaba a ser sacerdote. ¡Ha sido uno de los días más felices de mi vida!.

Pasaron los años y la idea del sacerdocio se fue diluyendo, aunque siempre estaba allí en el fondo de mi corazón, a veces me volvía a la mente esta idea, pero mucho tiempo permaneció como dormida durante la primaria y secundaria. Sin embargo, algo que me ayudó mucho fue participar en Familia Misionera y en el ECYD. Poco a poco me iba dando cuenta de que era muy feliz haciendo algo por los demás. Esta ha sido una constante en mi vida: mientras más hago cosas por los demás, más feliz he sido.

Al terminar la secundaria nos tocó comenzar con el Regnum Christi en Tijuana, donde pude crecer mucho con mi grupo de amigos. Fue en esos años donde fui madurando mi decisión de irme de colaborador al finalizar la preparatoria. Cuando concluí el segundo año de secundaria, me fui de colaborador ECYD, fue una experiencia increíble. Corroboré la idea de que era muy feliz haciendo algo por los demás, descubrí que para ser plenamente feliz tenía que estar muy cerca de Dios. Fue en ese período donde volvió la idea del sacerdocio con mayor intensidad.

Después del verano, al retornar a casa, sentía que había cambiado y madurado mucho, la idea de irme de colaborador seguía siendo mi prioridad. Sin embargo, el 10 de septiembre de 2002, Dios fue cambiando mis planes. Ese día, haciendo un momento de oración, pensando en las personas que habían muerto un año antes en las Torres Gemelas, me vino una pregunta muy en el fondo que decía: ¿cuántas de las personas que había en las Torres, realmente estaban preparadas para llegar al Cielo? Esta pregunta me hizo cuestionarme acerca de la vida presente y el Cielo. Fue entonces que escuché una voz muy dentro de mí, que en definitiva no era mía que me decía: ¿Por qué no me ayudas para que muchas personas lleguen al Cielo a través de los sacramentos?

Fue un día súper normal, pero algo había cambiado dentro de mí. A partir de allí seguí preguntándome qué quería hacer de grande, cuando terminara la preparatoria, la respuesta fue cambiando, de hacer mis planes a hacer los planes de Dios. Eso implicaba no irme de colaborador, pero sí comenzar a dedicar toda mi vida para poder ayudarle a Dios a que otras personas le conozcan y se salven.

Si Dios quiere, seré ordenado diácono en Tijuana, B.C., el 15 de junio de 2018 y recibiré la ordenación sacerdotal el 4 de mayo de 2019.

Les pido sus oraciones para poder ser el sacerdote que Dios ha pensado para mí.

________________________________________________________________________

El H. Ricardo Arriola Alcántara, L.C., nació el 22 de enero de 1985 en Tijuana, Baja California. Es el segundo de una familia de cuatro hijos. Ingresó a la Legión de Cristo el 15 de septiembre de 2003. Hizo su noviciado en Monterrey y profesó sus primeros votos el 15 de septiembre de 2005. Estudió un año de humanidades clásicas en Salamanca, España y después un año del bachillerato en filosofía en Roma. En marzo de 2007 comenzó a colaborar con la promoción vocacional en el Estado de México, la zona del Bajío y Quintana Roo. Ese mismo año, comenzó sus prácticas apostólicas como promotor vocacional en Torreón y Durango. Hizo su profesión perpetua el 15 de septiembre de 2011. Ese mismo año, regresó a Roma para terminar el bachillerato en filosofía. Del 2012 al 2014 colaboró en la secretaría territorial del Italia, estudiando al mismo tiempo la licenciatura en filosofía con especialidad en antropología. Del 2014 al 2017 colaboró en la dirección general cursando el bachillerato en teología. Actualmente es el encargado de la promoción vocacional del Centro Estudiantil en México.