Carta del Colegio Directivo General – Solemnidad de Cristo Rey

0
442

DG-FRC 0103-2019
Clas. II.3.A.4

Roma, 24 de noviembre de 2019
Solemnidad de Cristo Rey

 

A los miembros del Regnum Christi

Muy estimados en Jesucristo:

En este período de nuestra historia en el que, por primera vez desde la entrada en vigor de los Estatutos de la Federación Regnum Christi nos disponemos a celebrar la solemnidad de Cristo Rey, les saludamos a ustedes y sus familias y damos gracias a Dios por el don de su vida y apostolado en el Regnum Christi, donde buscamos ser «testigos del amor de Jesucristo por la unión y caridad entre nosotros» (EFRC 6).

El evangelio del día (Lc 23, 35-43), presenta a Nuestro Señor crucificado y explica el motivo de la sentencia: Jesús afirma ser «El Rey de los judíos». Vemos una turba que se burla de él y al buen ladrón que, reconociendo el señorío de Cristo y pidiendo ser admitido en su Reino, encuentra la salvación y se hace apóstol con el testimonio de su fe. En este pasaje descubrimos el gran amor de Cristo que busca y salva a todo aquel que está dispuesto a acogerlo.

Particularmente para nosotros es una invitación a poner la mirada en lo más importante de nuestra vida y misión: la llamada personal de Dios a cada uno de nosotros, y a toda la familia espiritual, para hacer presente el misterio de Cristo Apóstol «que sale al encuentro de las personas, les revela el amor de su corazón, las reúne y forma como apóstoles, líderes cristianos, las envía y acompaña para que colaboren en la evangelización de los hombres y de la sociedad» (EFRC 8).

De hecho, todo el Evangelio está lleno de encuentros profundos y transformantes entre Dios y el hombre. Por eso, hemos de sumergirnos continuamente en la Palabra de Dios para encontrarnos con Cristo vivo que nos llama para que experimentemos su amor personal, y nos envía a compartir esta experiencia acompañándonos todos los días hasta el fin de nuestras vidas.

El contacto asiduo con la Palabra de Dios nos hará más sencillo ver todos los acontecimientos de la propia vida a la luz del misterio de Cristo Apóstol. De hecho, creemos que este período de nuestra historia es un momento oportuno para redescubrir, con renovada alegría y gratitud, cómo Dios ha salido a nuestro encuentro también a través de tantas situaciones, circunstancias, hombres y mujeres de los que Él se ha valido para darnos a conocer su amor y reunirnos en su Iglesia y en el Regnum Christi.

Podemos decir, sin ninguna duda, que nuestra espiritualidad nace de la experiencia del amor de Cristo y que «buscamos responder a nuestro Amigo y Señor con un amor personal, real, apasionado y fiel» (EFRC 12), revistiéndonos de Él «en nuestro corazón y en nuestras obras, para que reine en nuestras vidas» (EFRC 13). Por lo tanto, la solemnidad de Cristo Rey es una gran oportunidad para renovar nuestro deseo y compromiso por permitir que Cristo viva en nosotros (cf. Gal 2, 20), para que Él actualice el misterio de su vida en nuestra vida, y para que en nosotros y a través de nosotros salga al encuentro de muchas personas, les diga cuánto las ama, las convoque, las forme como apóstoles y también las lance a evangelizar, de tal forma que «Él reine en el corazón de todos los hombres y en la sociedad» (EFRC 13).

Todos los miembros del Regnum Christi «compartimos una espiritualidad y misión común, que cada uno vive según la propia identidad y vocación específica» (EFRC 6). La pertenencia al Regnum Christi -que los fieles laicos sellan mediante su asociación y los legionarios, consagradas y laicos consagrados a través de la profesión de sus votos-consiste, como dice el Reglamento de los fieles asociados, en acoger conscientemente la vocación bautismal a la santidad y al apostolado (cf. RFA 16) y en ponerse en camino por la vía que Dios, en su amor infinito y providente, ha pensado para cada uno de nosotros. De este modo, crecemos en la amistad con Cristo; vivimos las virtudes evangélicas de pobreza, obediencia filial y pureza en pensamientos y acciones; realizamos los deberes propios de cada estado de vida con amor; ofrecemos nuestros talentos para colaborar en la misión del Regnum Christi al servicio de la Iglesia, etc. (cf. RFA 17).

Para seguir viviendo a fondo este misterio de Cristo Apóstol en el mundo, el día de Cristo Rey, todos juntos renovaremos por devoción nuestros compromisos en el Regnum Christi, usando el texto del nuevo Ritual. En la celebración eucarística también se pueden usar las oraciones de los fieles basadas en los Estatutos (pp. 13-15).

Para su lectura y meditación personal y la reflexión en equipo o en comunidad, les ofrecemos la publicación de los siguientes recursos: un documento y una video-infografía animada sobre La identidad del Regnum Christi según los Estatutos y un video titulado Vive el misterio. Estos materiales son parte de una iniciativa más amplia para profundizar en la identidad del Regnum Christi según los Estatutos, como complemento a lo que ya se está produciendo en varios territorios. Fueron preparados por el área de vida y misión de la Dirección General, con la colaboración de miembros de las distintas vocaciones del Regnum Christi y de todos los territorios. Esperamos que sean de mucha ayuda para crecer en el conocimiento y la vivencia de nuestro carisma.

Nos despedimos de ustedes asegurándoles nuestra oración y pidiendo las suyas por el Capítulo General y las Asambleas Generales que tendrán lugar a inicios del año 2020P

P. Eduardo Robles-Gil, L.C.        Gloria Rodríguez Díaz        Dr. Jorge López González

Colegio Directivo General