Carta del Colegio Directivo Territorial de Monterrey

0
1101

Colegio Directivo Territorial

 

¡Venga tu Reino!

 

San Pedro Garza García, N.L., 11 de mayo de 2020

A todos los miembros del Regnum Christi:

Este año tuvo un inicio muy particular en la historia de la humanidad, la Organización Mundial de la Salud decretó pandemia ante la inminente propagación del virus COVID-19 por todo el mundo. Esto implicó un cambio radical en todas nuestras actividades.

Como Regnum Christi, fue necesario actuar con responsabilidad y tomar decisiones, entre ellas: con mucho dolor para todos los misioneros se decidió cancelar por primera vez en 26 años la Megamisión, para hacer una Misión Extraordinaria, en donde cada familia desde su hogar vivió la Semana Santa en un ambiente muy especial de reflexión y espiritualidad con el apoyo de los recursos que hizo la oficina nacional de Juventud y Familia Misionera.

Las clases y actividades formativas de la Red de Colegios Mano Amiga, la Red de Colegios Semper Altius y la Red de Universidades Anáhuac migraron a modalidad en línea. Se han implementado algunos apoyos económicos para las familias de las obras educativas.

Ante esta emergencia sanitaria algunas de nuestras instituciones educativas están fabricando con sus impresoras 3D insumos que necesita el sector salud para la atención a pacientes infectados por el COVID-19. Se habilitaron virtualmente consultorios médicos y psicológicos de orientación a la población.

Nos sumamos a la campaña “Familias sin Hambre” de Cáritas Mexicana y algunas empresas de México, para crear una cadena solidaria de alimentos y medicinas para abastecer de víveres a los más necesitados, los invitamos a sumarse en www.donadespensas.mx

Sacerdotes, consagradas y laicos consagrados están impartiendo conferencias, apoyo espiritual, generando recursos para toda la familia y sacar el mejor provecho a esta cuarentena. Se han creado hermosas iniciativas que se reflejan en MásCercaQueNunca y si desean pedir una intención especial con el ofrecimiento de una misa, pueden hacerlo en www.unamisaporti.org

Este tiempo es una gran oportunidad para anunciar y vivir el Evangelio, dando especial atención a los ancianos, niños, personas que no tienen empleo y a los sacerdotes que están solos o sin recursos en sus parroquias. Dentro de las posibilidades de cada persona, hagamos un esfuerzo por apoyar a los más vulnerables.

Reconocemos y agradecemos el trabajo de todo el personal de salud, de servicios alimentarios, farmacéuticos y de emergencia que siguen trabajando para servir a los demás.

Elevemos una oración diaria por ellos y sigamos apoyándoles con nuestros esfuerzos por acatar las medidas sanitarias y sociales que las autoridades competentes nos han pedido.

Retomando las palabras del papa Francisco, en la bendición Urbi et Orbi, podemos ver que esta pandemia «al igual que a los discípulos del Evangelio (Mc 4, 35ss) nos sorprendió́ como una tormenta inesperada y furiosa. Nos dimos cuenta de que estábamos en la misma barca, todos frágiles y desorientados; pero, al mismo tiempo, importantes y necesarios, todos llamados a remar juntos, todos necesitados de confortarnos y ayudarnos mutuamente».

Le pedimos a Santa María de Guadalupe, que interceda ante Jesucristo por la salud de los enfermos, el descanso de los que han fallecido y por el consuelo de los que han perdido familiares y amigos.

Con un recuerdo en nuestras oraciones,

 

P. Paul Lara, L.C.             Carmen Ramírez                José Mateos Brito

Colegio Directivo Territorial de Monterrey