Clausura de la Megamisión

25° aniversario

0
96

En el 25° aniversario de Juventud y Familia Misionera se reúnen los misioneros en la misa de clausura

Juventud y Familia Misionera concluye el aniversario número 25 de la Megamisión de Semana Santa, miles de misioneros visitaron alrededor de 1,600 comunidades en 29 estados de la República Mexicana.

Al respecto, Bárbara Herrera, directora nacional de este apostolado, comentó: “Tenemos el gran compromiso de servir a la Iglesia, convocando, formando y enviando agentes de evangelización para transformar comunidades”.

La Megamisión comenzó el 13 de abril con una misa de inicio en la Basílica de Guadalupe y en diferentes ciudades de la República Mexicana como Monterrey, Guadalajara, Hermosillo, Aguascalientes, Chihuahua, Campeche, Acapulco y Mérida.

Ciudad de México: La misa de clausura se celebró en la explanada de la Universidad Anáhuac México, campus norte, con la presencia de sacerdotes, consagradas, laicos consagrados, misioneros y sus familias que llegaron a recibirlos.

Fue presidida por el P. Ricardo Sada, L.C, director territorial de México y Centroamérica, y concelebrada por más de 130 Legionarios de Cristo.

Al inicio de la ceremonia, el P. Ricardo recordó lo especial de esta misa por celebrar los primeros 25 años de las Megamisiones. Resaltó que había un invitado muy especial, un relicario con un fragmento de la sotana de san Juan Pablo II, impregnado con sangre derramada el día que sufrió el atentado en la plaza de San Pedro.

La homilía fue pronunciada por el P. Rafael Pacanins, L.C., delegado para el apostolado del territorio de México y Centroamérica y director local del Regnum Christi en la zona poniente. Ante los miles de jóvenes y familias, anunció una muy buena noticia: “¡Cristo vive y te quiere vivo!”, citando las palabras del Papa Francisco de esta Pascua. Mencionó que Dios nos llama a cada uno a ser misioneros todos los días del año para ayudar a Cristo a reconstruir el mundo.

Agregó que, para lograr esa reconstrucción del mundo, se requiere la condición de la que san Pablo habló en la primera lectura, buscar las cosas del cielo y no las de tierra, abandonar al hombre viejo y ser un hombre nuevo, revestidos del amor de Cristo para salir a gritar: ¡Cristo vive y te quiere vivo!

Homilía P. Rafael Pacanins, L.C.

Galería fotográfica

 


 

Monterrey: La misa fue presidida por el P. Gabriel González, L.C., director local, y la homilía fue pronunciada por el P. Gabriel Abascal, L.C. quien reflexionó sobre los retos que implicó dejar todo para vivir ocho días al servicio de los demás. Agregó que con esta experiencia hemos recibido un gran regalo, “Cristo esta Semana Santa nos ha renovado el corazón! Ojalá no se nos vuelva a envejecer. Tenemos el reto de vivir con un corazón nuevo, con el Corazón de Cristo resucitado!”.

Homilía P. Gabriel Abascal, L.C.

Galería fotográfica:

 

Durante esta Semana Santa, los misioneros se incorporaron al trabajo con los obispos y párrocos para evangelizar, organizar pláticas y dar el apoyo necesario a personas enfermas o con necesidades especiales.

También se tuvieron misiones médicas, psicológicas y legales: “Durante estos años que venimos misionando, nos hemos dado cuenta de que hay una enorme necesidad de orientación psicológica y legal. Hay una pequeña comunidad del Estado de México que en un año registró cinco suicidios. Ante esta situación, nos coordinamos con las Facultades de Derecho y de Psicología de la Universidad Anáhuac, y se sumaron a las misiones de este año. El éxito ha sido tal, que regresaremos en mayo y diciembre”, aseguró Manuel Borbolla, coordinador de este grupo de misiones médicas.

En estas misiones participaron profesores, alumnos y familias de la Red de Colegios Semper Altius y de la Red de Universidades Anáhuac. También asistieron miembros de las diversas localidades del Regnum Christi y del ECYD.

De los colegios Mano Amiga participaron alrededor de 750 misioneros de los colegios de Torreón, Monterrey, Coahuila, Mérida, Guadalajara, Acapulco, Aguascalientes, León, Lerma, Villas de San Juan, Morelia, Piedras Negras, Chalco, Zomeyucan, Cancún, Querétaro, Puebla, Tapachula y Tijuana.

700 misioneros de la Universidad Interamericana para el Desarrollo (UNID) asistieron a 13 regiones del país, visitando de 8 a 12 pueblos en cada región.