Curso Previo al candidatado de las Consagradas del Regnum Christi

Curso Previo

0
192

Su mirada se ha cruzado con la mirada de Dios

Este año, 11 jóvenes que han sentido en sus corazones la llamada de Cristo a la vida consagrada en el Regnum Christi participan en el Curso Previo al Candidatado.

Inicio el 15 de junio en el Centro de formación de las Consagradas del Regnum Christi en Monterrey. Cuatro consagradas acompañan a las jóvenes en el curso: Magdalena Fainé, María José Pazos, Cristina Vázquez y Mally López. El P. Ignacio Buisán, L.C., es el capellán. El curso finaliza el 5 de agosto.

El Curso Previo al candidatado es un tiempo de discernimiento que dura siete semanas para ver si la vida consagrada es verdaderamente el plan que Dios tiene para ellas. Para conocer más detalles hemos hablado con Magdalena Fainé, directora del Curso Previo y del Candidatado que nos explica cómo Dios va obrando en este proceso. Sea que las jóvenes regresen a sus casas o que comiencen su vida consagrada, una cosa es segura: la mirada de Dios se cruza con la de ellas para sentirse plenamente amadas, nos dice Magdalena.

¿Qué es el curso previo al candidatado?

Es un curso de discernimiento que hacen antes de ingresar al candidatado las jóvenes que se sienten llamadas a la consagración en el Regnum Christi. En este curso previo al candidatado se busca, en diálogo con la persona, esclarecer un posible llamado de Dios y ver que tenga las condiciones necesarias para empezar el candidatado.

¿Cuántas jóvenes están participando en el curso previo al candidatado este año?

Son 11 chicas de siete países distintos: cuatro de México, una de Estados Unidos, una de Colombia, una de Venezuela, una de Italia, una de Alemania y dos de Filipinas. La más joven tiene 21 años y la mayor 26 años. La edad promedio es 23.

¿Cómo han conocido la vida consagrada del Regnum Christi?

Todas conocieron a las consagradas del Regnum Christi a través de las secciones del ECYD o del Regnum Christi o del Colegio. Algunas conocieron el ECYD desde pequeñas, otras conocieron el Reino antes o durante sus estudios universitarios y algunas son antiguas alumnas de la Red de colegios Semper Altius. También para muchas de ellas la participación en misiones de Semana Santa fue clave en su acercamiento a Cristo y a la vida consagrada.

¿Existe un cambio palpable en la mirada de una joven que ha pasado por el curso previo al candidatado?

El curso previo, al ser un curso de discernimiento, las lleva a ponerse bajo la mirada de Dios para preguntarle qué quiere de ellas. Al terminar el curso previo, ya sea que vuelvan a sus casas a vivir una vocación laical o que den el siguiente paso hacia la vida consagrada en el Regnum Christi, tienen una mirada que se ha cruzado con la mirada de Dios y que irradia confianza al saberse muy amadas por Él. Es una mirada que al encontrarse con la mirada de Dios revela el deseo de dejarse conducir en un total abandono en sus brazos ante lo que Él les revele como su voluntad.

¿Qué sucede después del curso previo?

Después de las siete semanas de curso previo, la joven que solicita ser admitida a la Sociedad y es aceptada, comienza un periodo de formación de dos años llamado candidatado. Se tiene un rito de ingreso al candidatado en el que la directora del mismo las acoge en esta nueva etapa. El candidatado tiene como finalidad que conozcan mejor la vocación a la consagración en el Regnum Christi, experimenten el modo de vida de éste, se vayan identificando con su espíritu y que la Sociedad de Vida Apostólica pueda caminar con ellas para descubrir lo que Dios quiere. Al finalizar esos dos años como candidatas, si la vocación ha sido confirmada, emiten votos temporales.

¿Dios sigue llamando a los jóvenes a la vida consagrada? ¿Repunta la gente que busca a Dios con esta plenitud?

¡Sí! Dios sigue llamando. Es precioso ver cómo Dios llama y también cómo hay corazones dispuestos a seguirlo. En la sociedad en que vivimos, no es fácil que se escuche su llamada y, cuando se escucha, tampoco es fácil seguir a Cristo y menos aún con la radicalidad que implica la vida consagrada. Cada joven que manifiesta la experiencia de una posible llamada de Dios a la vida consagrada y un deseo profundo de responderle, es testimonio de un Cristo vivo que enamora y por quien vale la pena dejarlo todo y seguirlo.

¿Cómo están viviendo las consagradas del Regnum Christi que trabajan más directamente en la pastoral vocacional o en la formación de las jóvenes en discernimiento la experiencia de la Federación y la erección de la Sociedad de Vida Apostólica?

Quienes llegan al curso previo han seguido estos procesos, involucradas más o menos directamente en sus secciones. En Monterrey, junto con las candidatas en formación, hemos seguido el proceso de la creación de nuestra Sociedad y de la aprobación de la Federación a través de la lectura y reflexión de textos, manteniéndonos al tanto de cada etapa y rezando por el proceso. Ha sido importante para las candidatas pues, aunque aún no hayan hecho votos, son miembros del Regnum Christi y se proyectan en nuestra vida consagrada, y porque tienen una visión fresca y renovada de lo nuestro, con una experiencia muy personal del carisma, por lo que sus aportaciones han sido muy enriquecedoras.

Fuente: LomásRC