Los laicos que participarán en el colegio directivo general y la plenaria general de la Federación Regnum Christi

0
263

Conoce a los laicos que participarán en el colegio directivo general y la plenaria general de la Federación Regnum Christi

 

Los Estatutos de la Federación Regnum Christi que han entrado en vigor el domingo 15 de septiembre y que fueron aprobados el pasado junio por la Santa Sede señalan que el Regnum Christi es gobernado colegiadamente entre los Legionarios de Cristo, las Consagradas y los Laicos Consagrados, con el voto consultivo de los laicos, que se asocian individualmente a dicha Federación.

Entre las primeras decisiones que ha tomado el colegio directivo general se encuentra el nombramiento de los laicos que participarán en él y en la plenaria general con voto consultivo, a tenor del Artículo 2 (El colegio directivo general) de los Estatutos de la Federación Regnum Christi, y el artículo 2 (Elección y colaboración de los laicos con el colegio directivo general y territorial) del Reglamento de los fieles asociados a la Federación Regnum Christi.

Los dos laicos que se incorporan al colegio directivo general son el venezolano que actualmente vive en Canadá Francisco Gámez, quien ya participó en el gobierno durante el proceso de desarrollo y aprobación de los Estatutos de la Federación Regnum Christi, y el español Álvaro Abellán-García.

Para asistir a la plenaria general del Regnum Christi, además de los dos laicos del colegio directivo general, se ha nombrado a otros cuatro laicos más: Carmen Fernández, española, Kerrie Rivard, canadiense viviendo en Estados Unidos, y José Antonio Lebrija y David Zárate, de México.

A continuación puedes consultar los perfiles de estos laicos del Regnum Christi, y sus respuestas a unas preguntas que les hemos formulado sobre el momento actual para todo el Regnum Christi y, en concreto, para los laicos.

Francisco Gámez
Venezuela, 44 años

 

¿Qué significa el momento actual para todo el Regnum Christi y, en concreto, para los laicos?

Hemos concluido una etapa. De la mano de la Iglesia transitamos un camino de discernimiento y de renovación. El resultado no es solo haber alcanzado una configuración canónica para el Movimiento, o unas nuevas constituciones para la Legión, o categorías canónicas para las consagradas y los laicos consagrados. Ha sido mucho más que eso. Hemos caminado de la mano del Espíritu Santo por una senda común que nos ha hecho conocernos mejor a nosotros mismos y conocer mejor lo que nos une, nuestro carisma y misión.

Pero ha sido solo una etapa. Nos queda por delante seguir andando ese camino de discernimiento y renovación. Se trata de una tarea vital que nos tomará la vida entera, para desentrañar la voluntad de Dios para el Regnum Christi. Creo que en este tiempo histórico todos hemos sido llamados a colaborar en esta tarea. En el caso particular de los que asistimos al colegio y a la plenaria, percibo que los laicos seremos la voz de todos como agentes de comunión, promotores de la unidad, co-protagonistas en la misión. Es muy importante que todos los miembros laicos del Regnum Christi estemos conscientes de nuestra corresponsabilidad en la vida del Regnum Christi, que demos lo mejor de nosotros para hacer brillar nuestro carisma a través del cristal de nuestra propia condición de vida. La vida del Regnum Christi depende de esa actitud. Los pasos que daremos en este sentido, junto a lo que ya hemos caminado en estos últimos años, serán una base muy importante para las generaciones por venir y para el desarrollo de nuestra espiritualidad y misión.

Álvaro Abellán-García
España, 42 años

 

 

¿Qué te sientes llamado a aportar?

A compartir, de forma directa, frecuente y ágil, los puntos de vista de los laicos en las reuniones del colegio directivo general, enriqueciendo el discernimiento que debemos hacer juntos sobre las cuestiones del Regnum Christi que nos afectan a todos. También debemos alcanzar una mayor comprensión y consciencia de la particular responsabilidad carismática, institucional y misionera de los laicos en el Regnum Christi.

¿Qué significa el momento actual para todo el Regnum Christi y, en concreto, para los laicos?

Creo que debemos hacer memoria: nos creíamos fuertes, pero estábamos muertos; y hemos sido salvados por Cristo y la mediación de su Iglesia. Así que debemos aprender a vivir como resucitados, alegres y agradecidos al Señor, Quien ha estado grande con nosotros. Desde esta conciencia de haber sido rescatados, llega la hora de un nuevo impulso misional, que como siempre ha de ser creativo y adaptado a tiempos, lugares y personas, sin olvidar el camino de reconciliación con las personas a las que hemos herido y ofendido a lo largo de nuestra historia. Además, la constitución de la Federación Regnum Christi expresa y protege la unidad carismática y misionera del Regnum Christi, ese ha sido el deseo y el objetivo de los laicos en todo el proceso, más que ninguna otra cosa.

Carmen Fernández
España, 55 años

 

 

¿Qué te sientes llamada a aportar?

Me siento llamada a aportar lo que soy: soy laica de la Iglesia con el carisma del Regnum Christi. Y deseo serlo de forma entusiasta y renovada. El nuevo marco de la Federación estoy segura que va a permitir al laico tomar conciencia de su papel y corresponsabilidad en nuestra familia. Hay mucho trabajo por hacer y yo soy, por gracia de Dios, muy trabajadora. Así que aportaré lo que recibo del Señor: mi tiempo y mi trabajo.

¿Qué significa el momento actual para todo el Regnum Christi y, en concreto, para los laicos?

El momento es de gran trascendencia. Hemos llegado a la actual Federación Regnum Christi y ahora debemos vivirla y experimentarla en todos sus principios y valores. La teoría no basta ni justifica suficientemente. De manera que cada uno de nosotros tenemos la grandeza y el deber de encarnar este resultado. Como laica creo que se nos abren infinitas posibilidades de crecimiento en nuestro conocimiento sobre el papel, la responsabilidad y el compromiso que nos toca vivir con nuestra familia Regnum Christi y para la Iglesia. El momento es crucial y es un lujo vivirlo de cerca y para otros. Doy gracias a Dios.

Kerrie Rivard
Canadá, 44 años

 

 

¿Qué te sientes llamada a aportar?

Espero poder aportar a la plenaria general la experiencia de escuchar, lo cual creo crea la fundación para continuar el trabajo de purificar, madurar y fortalecer la identidad y misión de la familia Regnum Christi, y la vocación laical dentro de ella. Estoy confiado que ‘Él que empezó en nosotros esta obra buena la llevará a cumplimiento’ (Fil 1,6). Estoy a la expectativa de ver cómo Dios nos seguirá llevando a crecer en santidad, comunión y misión.

José Antonio Lebrija
México, 41 años

 

 

¿Qué te sientes llamado a aportar?

Nuestra experiencia de papás, esposos, hijos, miembros de una sección, nuestras experiencias profesionales y de padres de familia de nuestros colegios. Nuestra capacidad de entender la realidad que viven las familias y personas de nuestro entorno, que se complementará con las aportaciones de las otras ramas. Ser portavoces de lo que buscan y esperan los miembros laicos de nuestros territorios respecto de la vida y rumbo del Regnum Christi. Los laicos debemos cuidar a las otras vocaciones en el Regnum Christi y velar la por la unidad del Regnum Christi su conjunto.

¿Qué significa el momento actual para todo el Regnum Christi y, en concreto, para los laicos?

La seguridad de que estamos en pie, renovados y con ilusión de llegar a muchas personas y familias. Que a través de nuestro testimonio conozcan a Jesucristo y se den cuenta de que recorrer la vida junto a Él vale la pena, da paz, plenitud y sentido a sus vidas, en una época complicada, con mucha agitación y confusión en el mundo.

David Zárate
México, 36 años

 

¿Qué significa el momento actual para todo el Regnum Christi y, en concreto, para los laicos?

El momento actual para el Regnum Christi implica una gran oportunidad para poder ir al paso de la Iglesia universal y sinodal; esta sinodalidad que se expresa en una Iglesia participativa y corresponsable donde cada quien participa según su vocación.

Es por eso que creo que estamos llamados a ser un reflejo de la Iglesia como cuerpo de Cristo poniendo al servicio de ella nuestro carisma de comunión y unión entre todas las vocaciones del Regnum Christi y poniendo al servicio de la sociedad los dones que el Espíritu Santo ha dado a cada vocación que lo compone.

La comunión y unión de las vocaciones y esta “participación sinodal” expresada a partir de hoy con la inclusión de la voz del laico en la toma de decisiones, nos hará continuar nuestro camino de renovación. Es verdad que, solo caminando los laicos junto a las demás vocaciones, podremos lograr una renovación desde el corazón que se refleje en todo el Regnum Christi, en la Iglesia y la sociedad. Me parece crucial que para que esta renovación siga siendo auténtica, dejemos actuar libremente al Espíritu Santo y nos dejemos sorprender como hasta ahora por Él.

Para nosotros los laicos es un momento muy importante e histórico, pues es vivir la corresponsabilidad del carisma, que vivíamos en los apostolados y secciones, ahora sirviendo con nuestra voz en los distintos niveles de gobierno del Regnum Christi. Es además una consecuencia lógica de la conciencia que tomamos del llamado de vivir en comunión y unión trabajando juntos por una misión común.

Como laicos en el Regnum Christi debemos de aportar y complementar la acción apostólica de las otras vocaciones y así podremos lograr que la Federación Regnum Christi sea una expresión de una Iglesia en salida que busca que Cristo reine en los corazones de las personas y alivie las necesidades del mundo de hoy.