“No es peso si hay amor”

0
528

Buisan1Cuentos y anécdotas para la vida
P. Ignacio Buisan LC

Un arqueólogo fue al Himalaya. Por aquel entonces, los templos antiguos situados a gran altura eran muy complicados de alcanzar y mucha gente simplemente ya no volvía. Se llegaba a través de pequeños senderos al borde de precipicios extraordinariamente profundos, con nieves perpetuas. Tan sólo un pequeño resbalón y todo habría acabado. Ahora los caminos están en mejores condiciones, pero en el tiempo del que hablamos eran muy difíciles.
El arqueólogo iba cansado, aún llevando muy poco equipaje (porque llevar mucho equipaje a esas alturas se hace imposible). Además, según se asciende, se hace más difícil respirar.
Delante de él, vio a una niña que no tendría más de diez años, cargando a un niño sobre sus hombros. Ella iba sudando, respirando pesadamente, y cuando el hombre pasó a su lado le dijo: “Niña, debes de estar muy cansada. Llevas mucho peso sobre ti”.
La niña le respondió: “Usted es quien lleva peso, esto no es un peso: es mi hermanito”.