Ordenaciones diaconales en Monterrey

0
645

DSCN2465DSCN2499DSCN2521DSCN2532DSCN2539DSCN2544DSCN2565Mons. Rogelio Cabrera: «Ser diáconos y ser servidores de Dios»

El sábado 2 de julio, fueron ordenados diáconos Juan Pablo Nájera LC, Alejandro Páez Garza LC, y Esteban Castellanos Bay LC, por Mons. Rogelio Cabrera, Arzobispo de Monterrey en la Parroquia de Nuestra Señora de Fátima.

Al inicio de la celebración, el P. Emilio Díaz-Torre LC, director territorial de Monterrey, presentó a los candidatos al diaconado. Agradeció al arzobispo su presencia y el gozo de ver entrar a estos tres legionarios en el misterio del Corazón misericordioso de Cristo, que tanto nos ama y que se entrega por cada uno de nosotros. Expresó su gratitud a las familias de los ordenandos por el apoyo que les han brindado para llegar a ese momento en que se configurarán en otro Cristo.

En la homilía, Mons. Rogelio Cabrera les pidió a los futuros nuevos diáconos que sean inagotables, que sean constantes, alegres y bondadosos para que hagan presente a Cristo ante la Iglesia y ante el mundo. Les recordó que los Evangelios son la norma de vida, donde esta sintetizada la obra de la salvación. «En el Evangelio se encuentran con Cristo, con su palabra, con su misterio pascual, en Él encuentran la razón de ser y de servir. La Iglesia necesita devolverle al mundo y al pueblo de Dios el signo de la presencia de Cristo, la gente quiere ver a Cristo. No se olviden futuros diáconos que el Señor les encomienda a los pobres y a los que sufren».

También comentó: «Hermanos y hermanas, pidan mucho por nosotros, de nosotros depende manifestar la belleza de Cristo al mundo, por eso debemos rezar, debemos pedir. Hacen falta muchos sacerdotes, el pueblo tiene que orar y tiene que amar al Señor y a su Iglesia».

Para finalizar dijo: «Que Dios bendiga a estas familias que nos hacen el favor de compartir a sus hijos, que esta entrega, seguramente como siempre el Señor no se quedará, Él les dará más y más del ciento por uno. Encomendémoslos para que siempre sean fieles servidores de Cristo».

A la celebración asistieron familiares y amigos de los nuevos diáconos, los novicios y humanistas del noviciado de Monterrey, las consagradas del Regnum Christi y los laicos consagrados, miembros del Regnum Christi, sacerdotes diocesanos y legionarios de Cristo que ejercen su ministerio en Monterrey y otras localidades.

Dios mediante se ordenarán sacerdotes el 10 de diciembre en la basílica de San Juan de Letrán en Roma con un grupo de 34 diáconos de diversos países.

Datos de los nuevos diáconos.

Juan Pablo Nájera García, LC

Nació el 9 de diciembre de 1983 en Monterrey, N.L. Gracias a sus papás  aprendió a confiar en Dios, en su familia y en la Iglesia. En el 2002, al terminar sus estudios de preparatoria dio un año como colaborador.  En  2003  ingresó  al  noviciado  de los Legionarios de Cristo en Cheshire, USA, donde también cursó las humanidades. Estudió la licenciatura en filosofía y el bachillerato de teología en Roma.  Realizó  sus  prácticas  apostólicas en Saltillo, en la pastoral vocacional.

Sobre su historia vocacional nos comparte: “Una vez que entiendes que Dios te habla, parece que Dios se emociona: surgen todo tipo de ideas (en estos momentos es bueno conocer a alguien con más experiencia en las cosas de Dios para ver si estas ideas realmente vienen de Él). Ante ciertas invitaciones, yo decía «ya sabía que me ibas a pedir esto», y confiar en Dios era cuestión de generosidad. Otras invitaciones, en cambio, suscitaban en mí un «híjole… esto no me lo esperaba». En estas ocasiones, confiar era cuestión de valentía, de emprender un camino desconocido, de abandonar las propias seguridades. Quien no se sienta capaz de abandonar ciertas seguridades, mejor que ni le entre al juego; mejor que se busque un ídolo. «Ante el ídolo, no hay riesgo de una llamada que haga salir de las propias seguridades, porque los ídolos “tienen boca y no hablan” (LF 13).  Yo preferí jugármela con un Dios quien sí que habla. Dios me llamó al Regnum Christi, luego a dar un año de colaborador, luego al candidatado, y luego a ser Legionario de Cristo. Todo esto implicó abandonar muchas seguridades, pero hizo mi juego mucho más interesante de lo que hubiera imaginado”.

Alejandro Páez Garza, LC

Nació el 18 de febrero de 1985. Fue alumno del Instituto Irlandés de Monterrey desde maternal hasta sexto de primaria. En 1997 ingresó a la escuela apostólica de Monterrey, al finalizar el curso de verano fue enviado a Immaculate Conception Apostolic School en New Hampshire, USA. En 2002 se trasladó a Bad Münstereifel, Alemania, en donde  emitió sus primeros votos religiosos. Cursó sus estudios humanísticos en Salamanca, España y en el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum de Roma sus estudios de bachillerato en filosofía. Durante cuatro años trabajó en la apostólica de París, Ecole Apostolique de l’Immaculée Conception, como formador y prefecto de estudios.  En agosto de 2010 emitió sus votos perpetuos en Monterrey. Para 2011 fue llamado a la Sede de la Dirección General de los Legionarios de Cristo para colaborar en la Prefectura General de Estudios y completó la licenciatura en filosofía y el bachillerato en teología.

El P. Alejandro nos relata: “Podría decir que yo nací en el Regnum Christi.  Mis papás han sido miembros del movimiento desde que tengo memoria, los padres y las consagradas siempre han ido y venido en nuestra casa como miembros de la familia.  Entre esto y el ambiente del colegio en un campamento del ECyD, en la apostólica de Monterrey, fue donde descubrí que yo tenía que estar allí.

No puedo decir que siempre he querido – ser sacerdote – porque como en todas las cosas hay momentos bonitos y momentos no tan bonitos.  Pero no puedo negar que siempre he sabido. Aquí es donde Dios me quiere”.

Esteban Castellanos, LC

Nació en Hermosillo, Sonora el 14 de diciembre de 1984. Fue alumno del Instituto Irlandés de Hermosillo. En el seno familiar adquirió las bases sólidas de la fe católica. Se incorporó al ECyD en 5º de primaria y en 1º de preparatoria al Regnum Christi. Fue colaborador dos años en León, Guanajuato. En el 2005 ingresó al noviciado de los Legionarios de Cristo en Monterrey donde emitió sus primeros votos religiosos.  Cursó un año de estudios humanísticos en Salamanca, España. Estudió el Bachillerato en Filosofía en el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum de Roma. Trabajó tres años como promotor vocacional de menores en el Bajío. El 10 de agosto de 2013 emitió sus votos perpetuos. Regresó a Roma para realizar sus estudios en teología.

Con respecto a su historia vocacional: “La inquietud de que probablemente Dios me estaba llamando a ser sacerdote, la tuve desde pequeño pero la ignoré por mucho tiempo. Por más que pasaba el tiempo nunca se me quitaba esta inquietud. A veces pensaba en los testimonios de varios sacerdotes donde decían que antes de consagrarse a Dios tenían todo en sus vidas pero sentían un gran vacío y decidieron dejarlo todo para ser sacerdotes. Yo no me identificaba con ellos, ni sentía ese “vacío”. Disfrutaba de la vida y a la vez era feliz.

Sentía esa inquietud de que Dios me quería sacerdote para salvar almas, pero ¡No quería ser sacerdote! Quería ayudar a mis seres queridos desde dentro, con mi testimonio de vida. Recuerdo que me llegó mucho el comentario de un amigo que me decía “en vez de ir a ayudar a quien sabe quién, ayúdanos a nosotros tus amigos que estamos aquí, nosotros te necesitamos”.

Cuando tomé esta decisión de responder a su llamado ¡cuánto me entusiasmó esta misión que Dios me daba! sin olvidar a mis familiares y amigos a quienes puedo seguir ayudando con mí entrega a Dios y mis oraciones”.