Profesiones Religiosas en Guadalajara

0
170

«Esta consagración debe ser alegre, con gozo, con plenitud, con fuego, con entusiasmo, con todo el corazón».

En el centro vocacional de Guadalajara, los religiosos Manuel José Frutos y Roberto Allison Coronado, renovaron sus votos perpetuos y Marco Antonio de la Cruz emitió su profesión perpetua, la mañana del sábado 10 de agosto.

Recibió la profesión religiosa de estos hermanos el P. Óscar Pérez Anaya, L.C.; participaron en la celebración eucarística los padres Rodrigo Sánchez, Allan Carpenter, Robson Ronchi y Joel Castañeda, LLCC.

Durante la homilía el P. Óscar Pérez, L.C., dijo a los presentes:

«Hoy de una manera especial nos reunimos en torno a la eucaristía en acción de gracias, porque estos hermanos nuestros van a ofrecer su vida al Señor. Ellos quieren consagrarse más íntimamente imitando a Cristo en su forma de vivir el evangelio, en castidad por el reino de los cielos, en obediencia y pobreza a imitación de Cristo y María. En caridad perfecta en el amor a Dios, en el amor al prójimo para toda la vida o por un tiempo».

También afirmó: «Para toda la vida, éste es nuestro ideal, porque hemos visto un tesoro en este llamado de Dios que lo hace de forma personal, íntimo y de una manera concreta. A nosotros nos ha llamado Dios para toda la vida. Todo lo que somos, de manera libre y personal. Soy yo el que quiere hacer este compromiso, como un acto libre, amoroso y de entrega a Dios».

El padre finalizó: «pidamos para que todos, en nuestra entrega a Dios, donde el Señor nos haya puesto, nos demos siempre con alegría al servicio de la Iglesia».

A la ceremonia asistieron familiares y amigos de los profesos, apostólicos, adolescentes que participaron en el cursillo de verano y seglares del Regnum Christi.

 

Galería de fotos 

Homilía P. Óscar Pérez Anaya, L.C.